viernes, 6 de mayo de 2011

El Tamaño Sí Importa

La Infanta Doña Elena y Giulietta Speranza,
Directora Artística de la Feria MadridFoto

Ayer como ya sabéis se inauguró la fería de fotografía MadridFoto. La inauguración oficial era a las siete de la tarde así que, a pesar de tener que guardar reposo por imperativo médico y unos problemillas clínicos que tengo, cogí una de mis cámaras pequeñas, una Canon Power Shot SX30 IS, que en más de una ocasión me ha sacado de un apuro y que no pesa, lo cual en mis condiciones me venía de perlas, y me dirigí al Recinto Ferial. Fui al mostrador de prensa, me acredité y accedí al local.

Como todavía faltaban algunos minutos para la hora acordada me di una vuelta por los stands más próximos a la entrada sin alejarme demasiado pues nunca se sabe cuando será el momento exacto. De paso monté el flash en la cámara, también pequeñito, un SPEEDLITE 270 EX, y cuando observé que empezaba a haber movimiento me acerque al resto de mis compañeros fotógrafos dispuesta a realizar las oportunas tomas del evento y de la Infanta Doña Elena, que fue quién se ocupó de la tarea de inaugurar la muestra.

Fue entonces cuando se me acercó un señor trajeado, supongo que miembro del equipo de seguridad de la Infanta y me dijo que yo no podía hacer fotos. Cuando le pregunté porqué, él me respondió que allí sólo podía estar la prensa acreditada. Al asegurarle yo que efectivamente era fotógrafa y que estaba acreditada me contestó que no lo estaba por la Casa Real, y mira eso es cierto, hasta ahora las acreditaciones siempre me las ha proporcionado la organización de los eventos a los que he acudido. Será que no me dedico a la fotografía social y por lo tanto ignoraba que fuera necesario ese requisito.

Ya podéis imaginaros que a pesar de todo, ya que estaba allí, intenté conseguir al menos una foto y aprovechando un hueco me metí en uno de los stand para hacerla. Eso me valió la segunda reprimenda y una orden tajante de que me alejara de la comitiva. Al argumentar yo que había gente haciendo fotos que ni siquiera eran fotógrafos, obtuve una concisa respuesta, eran miembros de los stands y por tanto ellos sí podían hacer las fotos. Ésto ignoro como lo sabían ya que no llevaban ningún distintivo que dijera yo trabajo aquí. Sin muchas ganas de discutir y teniendo en cuenta que tampoco me importaba tanto decidí retirarme, con alguna imagen guardada en la tarjeta eso sí.

Más tarde charlando con algunos compañeros uno de ellos me dijo que él tampoco estaba acreditado por la Casa Real pero que hacía tiempo que se había dado cuenta, y cito textualmente, que si llevas una buena cámara de la gama profesional con su correspondiente grip, un objetivo70-200/2.8 y el flash montado, nadie pone en duda de que tienes todas las autorizaciones pertinentes y puedes hacer cuantas fotos quieras en cualquier lugar.

Así que si alguien tiene alguna duda al respecto espero que con esta pequeña crónica os quede claro que el tamaño “Sí importa”.

2 comentarios:

  1. jajajajajajaja, que bueno. Espero que ademas de la foto "real" te hayas traido algo que merezca la pena. Y totalmente de acuerdo en que el "tamaño" si importa (sobre todo con la Realeza)....

    ResponderEliminar
  2. Es impresión mía o la infanta no tiene mucha cara de entusismo, o estaba mirando alguna foto de witkin? lo de casa real y fotógrafos es así, como vivimos en un régimen de monarquía constitucional... ya se sabe, aunque podían gastar algo de lo que se gastan en pañuelos hermes en formación de la escolta, por su seguridad, vamos.
    un Beso ;-)

    ResponderEliminar