viernes, 8 de octubre de 2010

FELICIDADES DON MARIO


Aunque no soy muy aficcionada a la televisión de vez en cuando me dejo seducir por la caja tonta y le dedico unos minutos. Anoche, debía de ser más o menos la hora de las brujas, cuando decidí probar fortuna y ver que aventuras me deparaba la pequeña pantalla. Para mi sorpresa coincidió que estaban dando un informativo, no sabría decir en que cadena, y en el mismo anunciaban que le había sido concedido el premio nobel de literatura a Mario Vargas Llosa.
La noticia me lleno de alegría y también de asombro, alegría porque el escritor peruano ha sido siempre uno de mis favoritos y le he admirado desde el primer libro suyo que cayo en mis manos, "Pantaleón y las Visitadoras" allá por principios de los setenta, y asombro porque no se ajusta a los criterios con los que se han estado seleccionando a los premios nobel de literatura de los últimos años.

En cualquier caso creo que es un acierto que el premio haya recaído en este hombre que sin duda alguna es uno de los más importantes ensayistas y novelistas en lengua hispana; lengua que ha defendido con verdadero énfasis y por lo cual le fueron concedidos el Premio Cervantes en 1994 y el Premio Principe de Asturias de las Letras en 1986.

Nombrar aquí sus obras sería absurdo ya que son de sobra conocidas, y si no lo serán en breve, ya que parece ser que ayer a última hora se habían agotado muchas de ellas en las librerías de Madrid, será que para que te lean hay que ser Premio Nobel. De todos modos quiero dejar constancia de algunas de mis favoritas, "La ciudad y los perros", que fue su primera novela; "La fiesta del chivo" y "Travesuras de la niña mala".

Parece ser que el próximo mes de noviembre la editorial Alfaguara publicará su última novela, "El sueño del celta", basada en la vida del cónsul británico en el Congo Belga, Roger Casement. Dadas las circunstancias es de esperar que alcance una nada desdeñable cifra de ventas. Así que desde este pequeño rincón le deseamos al autor muchas felicidades, por su flamante premio y por su nueva obra.

En cuanto a Liu Xiaobo no estoy muy segura de si felicitarle o darle el pesame por su conseguido Premio Nobel de la Paz, ya que si en conciencia el gesto me parece acertado, dada su dilatada lucha pasiva y no violenta por los derechos fundamentales en China, en el fondo me preocupa que dicho gesto pueda servir para que el gobierno de su país tome medidas en su contra y endurezca las condiciones de encarcelamiento del disidente, periodista y profesor universitario de 54 años condenado a una pena de 11 años de prisión por ser uno de los autores de la denominada "Carta 08", un manifiesto que pedía reformas democráticas en China. En cualquier caso mis felicitaciones también a él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario