lunes, 12 de octubre de 2009

¿Qué Hacemos?

















Nunca fui la más guapa del barrio
pero eso tú ya lo sabías.
Tenía tanto que ofrecerte
y lo perdiste por una cara bonita,
… o dos, ….. o tres ....
hubo tantas flores en tu vida,
efímeras como la luz de la mañana
que nace y muere en unas horas
y que nunca es igual.
¿Dónde estaban ellas cuando las necesitaste?
¿Quién vino a sostener tu mano
cuando el cayado ya no fue suficiente
para mantener erguida tu apolonia figura?
En vano esperé escuchar de tu boca dos palabras,
¿Qué te costaba decirlas
aunque no fueran ciertas?
Me habías mentido tantas veces
que qué importaba una más.
Hubiese sido una mentira piadosa,
de las que no cuentan a la hora del juicio.
Además, ¿quién te iba a juzgar sino yo?
Nunca dije nada al respecto,
la gente no quiere conocer las penas de los otros,
bastante tienen con superar su día a día.
Ahora que ya no estás a mi lado,
¿lo estuviste alguna vez?,
miro tu fotografía y pienso
en lo que pudo haber sido.
No nos fue mal,
para muchos éramos la pareja perfecta,
pero yo quería más,
lo quería todo de ti,
tus besos, tus caricias, el calor que dejabas en mi cama,
el leve roce de tu mano al caminar en las noches estrelladas,
los ojos con que la mirabas a ella,
los susurros de tu voz al teléfono
cuando creías que yo no te escuchaba.
Tu eras mi vida y la tuya era de otra,
¿Qué hacemos ahora si a los dos nos falta?
Dímelo amor mío, ¿qué hacemos?

1 comentario: