martes, 24 de febrero de 2009

Duo para un bailarín y una excavadora


Este año el Area de Gobierno de las Artes quiso sorprender a los madrileños durante los carnavales y lo consiguió. La tradicional lucha entre Don Carnal y Doña Cuaresma, interpretada en los últimos años pr la Compañía Morboria en la Plaza Mayor, fue sustituida por un ejercicio de danza contemporánea.





Durante aproximadamente treinta minutos, Philippe Priasso y William Defresne, de la la Compañía Beau Geste, creada por Dominique Boivin, mostraron al atónito público allí congregado una exibición de danza, llamada Transport Esceptionel, en la que el bailarín y la excavadora se enfrentan en una especie de encuentros y desencuentros en los que prima la elegancia del primero y la fuerza de la sengunda.



Para mí que soy una enamorada de la danza, en cualquiera de sus modalidades, toda ocasión es buena para disfrutar de este tipo de eventos y el llevarlos a la calle, de modo que una gran mayoría pueda particpar de ellos me parece una magnífica idea. Sin embargo esta performance en concreto la veo más dentro de un ciclo como el Festival de Otoño, en el que se dan todo tipo de artes alternativas y el público que lo contempla sabe lo que va a ver. El Carnaval es tiempo de fanfarrias y chirigotas, que también estuvieron presentes en las calles de Madrid, en concreto en la Plaza Vazquez de Mella, y no creo que a la mayoría de los reunidos en la Plaza Mayor les haya gustado mucho el cambio.


1 comentario:

  1. Pasé por alli,pero no me pude quedar.Hasta la vuelta

    bss

    ResponderEliminar